Linea Solar

El sol es un aliado que miramos con recelo. Son innumerable sus beneficios y su exceso: peligroso. Sus riesgos sobre la Salud son altamente conocidos. Pero es indispensable para la vida, y por tanto para el organismo.
El secreto está en el Equilibrio y en una protección adecuada contra los efectos nocivos de las radiaciones ultravioletas. Tenemos que protegernos de su exceso para disfrutar de un día de playa, montaña o piscina. Y a su vez, que nos nutra y nos aporte lo beneficioso del Sol.

Vayamos paso a paso

¿Te aplicas Protector solar por toda la piel expuesta cada vez que sales al aire libre? Hay algunas razones por la que esta recomendación -ampliamente extendida- no es beneficiosa. Una de estas razones es, en sí, el propio Protector Solar, que debe garantizarte una mínima calidad.

Cada año, el Environmental Working Group (EWG) publica su guía anual de protectores solares y advierte que hay que elegir muy bien la protección que aplicamos en nuestra piel y cómo hacerlo.

Dos tercios de los protectores solares analizados no protegían adecuadamente o contenían ingredientes potencialmente peligrosos: disruptores endocrinos, estrogénicos y pueden interferir con la tiroides y otros procesos hormonales del cuerpo. 

De los más de 1400 protectores que ha analizado el EWG, tan sólo un 5% de ellos han cumplido con las normas de seguridad, y  más del 40% se han valorado como potenciales responsables del cáncer de piel.

Algunas palabras clave para identificarlos son: oxybenzone, benzophenone, dibenzoylmethane, camphor benzalkonium methosulfate, octocrylene, butyl methoxydibenzoylmethane, drometrizole trisiloxane, ethylhexyl methoxycinnamate, ethylhexyl triazone, retinyl palmitate, retinyl, methylisothiazolinone.

Los protectores más seguros y saludables utilizan ingredientes minerales a base de zinc y titanio, que bloquean los rayos y que estos minerales no sean en nanopartículas, para que no penetren en piel.

Evita los pulverizadores porque sus partículas pueden llegar a ser respirados, y los protectores en polvos o toallitas que ofrecen una dudosa protección y alto riesgo, inhalado, de irritación pulmonar.

Cuidado con los SPF 50+ o Superiores. No es que sean perjudiciales, sino que proporcionan una falsa sensación de seguridad, invitándonos a permanecer expuestos al sol durante más tiempo del que se debería. 

Sólo Cuando Sea Necesario

Si trabajas al aire libre, vas a ir a la playa o necesitas proteger zonas sensibles, sin duda, lo recomendable es usar un protector solar.

Pero si aplicas protección cada vez que sales a la calle, bloquearás la capacidad del cuerpo para producir la Vitamina D. Cuidado con la mala información. Por evitar un tipo de cáncer, podrías estar aumentando el riesgo de hasta 16 diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de páncreas, pulmón, ovarios, de mamas, próstata o colon.

Sin mencionar que los rayos del sol proporcionan más beneficios, aparte de estimular la producción de vitamina D, entre los que se encuentran la disminución de riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales, es anti-infeccioso y antibiótico, mejora el estado de ánimo, reduce los problemas afectivos, nos ayuda a descansar mejor,…

Durante los últimos 40 años, los dermatólogos han promovido la idea de que nunca se debe exponer a la luz solar directa, ya que daña la piel y provoca cáncer. Por desgracia, el enfoque completo de la mayoría de los dermatólogos es prevenir los daños en la piel, lo que significa ignorar los otros beneficios de la exposición solar.

Naturalmente, la exposición solar tiene pros y contras, y ambas partes realmente necesitan ser utilizadas en Equilibrio. El mensaje de evitar el Sol por completo puede ser muy equivocado. El conocimiento actual acerca del Sol, de cómo afecta a nuestro sistema inmune y de la vitamina D nos hace reconsiderar la recomendación de evitar el sol completamente.

Pero exponerse al Sol, de forma continua, más allá de un baño de Sol controlado, no aumentará más su producción de Vitamina D y puede provocar los perjuicios ya conocidos.

Proteger el rostro nos ayudará a mantenerlo con mejor calidad; ya que los rayos UVA son propensos a causar arrugas y otro tipo de daño en la piel. La cara es el elemento cosmético más importante del cuerpo y es una superficie relativamente pequeña, por lo que, protegerla mientras expone grandes porciones de su cuerpo, no hará una gran diferencia en relación con los niveles de producción de vitamina D. Usar gorro o sombrero es una solución bien conocida en todas las culturas del mundo.

Emocosmética Recomienda

Para una persona sana, donde su Médico no le ha recomendado lo contrario, lo ideal es usar un Potenciador del Bronceado, para favorecer la producción de Vitamina D.

Teniendo en cuenta el tipo de piel, aplicar un baño de Sol, exponiendo al menos el 40% del cuerpo. Este baño de Sol no deberá superar los 5-10 minutos al día. Lo ideal son baños de sol, tanto en invierno como en verano

Una vez realizado, nuestra recomendación es que, aunque te cubras con ropa, sombrero o bajo una sombrilla, utilices un buen protector solar seguro. Y renueves la aplicación después de cada baño o tiempo prolongado de exposición al sol. 

Usar sombrero no sólo nos protegerá de insolaciones, sino que evitará el envejecimiento prematuro de la piel del rostro. 

Una vez en casa, utilizar un Bálsamo Calmante y Renovador, para rehidratar y nutrir la piel. 

Y una recomendación muy útil para evitar el daño solar en la piel es llevar una alimentación saludable, cargada de antioxidantes naturales. Frutas y verduras frescas ricas en antioxidantes y alimentos ricos en ácidos grasos omega-6 y omega-3, ya que son la primera línea de defensa contra las quemaduras solares.