Envío GRATIS en pedidos superiores a 25€ · Envío de 1 a 3 días laborables
Envío GRATIS > 25€ · Envío de 1 a 3 días
Uno de los Pilares fundamentales de Emocosmética es que sus formulaciones son naturales y procedentes de cultivo Biológico.
 
Creemos en la Excelencia de tus Cosméticos. Logrando así que el esfuerzo que ya realizas diariamente te aporte mayor beneficio aún. La Cosmética que no te aporte Salud, no te aporta  Belleza. ¿Por qué no embellecer tu cuerpo y tu alma en un sólo gesto? ¿Y por qué no elegir el cosmético que te cuida de  manera responsable por dentro y por fuera?
 
En Emocosmética formulamos cosmética orgánica de texturas suaves, aromas intensos, y la  selección de los mejores ingredientes naturales, combinados con inteligencia para potenciar sus  propiedades. De esta manera obtenemos una cosmética natural, alejada de tóxicos que perjudican la salud de todo nuestro organismo, y por supuesto, muy eficaz.
 
Y es que, la creación de la cosmética biológica emocional de Emocosmética, está comprometida con la salud, y va más allá de la belleza. Este enfoque es parte de un proceso, firme y continuado de compromiso y educación hacia nuestra comunidad de usuarios. Por lo tanto, Emocosmética hace que sea un honor para  nosotros tomar posiciones claras sobre temas controvertidos como los filtros solares, los  colorantes cosméticos, blanqueantes, siliconas, conservantes poco saludables, etc.
 
 
Y es que, estamos en permanente proceso de información, formación e investigación para ayudar a los  profesionales del sector y al usuario final, a elegir cosméticos orgánicos, naturales, eficaces y ante todo saludables, que garanticen el cuidado más exquisito de la piel y de todo el organismo. Desarrollamos cosmética biológica para el cuidado facial y corporal, damos respuesta a los distintos tipos de piel y problemas dermatológicos. Las formulaciones son totalmente compatibles con la naturaleza de tu piel, respetándola, cuidándola y devolviéndole su aspecto saludable y equilibrio natural.
 
La Cosmética Natural es altamente efectiva. Pero no efectista, que es lo que mucha cosmética juega a hacer creer y como efecto flash, engañar la visión haciéndote sentir una piel más aterciopelada, aunque para ello la silicona obstruya y ahogue tus poros. 
 
Los productos de Cuidado Personal se fabrican con unas 10.500 sustancias químicas diferentes,  algunas de las cuales son contaminantes hormonales o disruptores endocrinos, que impiden el  correcto funcionamiento de nuestras hormonas. 

¿Por qué no embellecer tu cuerpo y tu alma en un sólo gesto?

La Cosmética que no te aporte Salud, no te aporta Belleza.

¿Y por qué no elegir el cosmético que te cuida de manera responsable por dentro y por fuera?


Desde Emocosmética tenemos un claro Compromiso. Todas nuestras formulaciones  cosméticas están certificadas en la máxima categoría por Instituciones Europeas de más Alta reputación en Cosmética Natural, como es el caso del Institute for the Advancement of Skin Health de Alemania. Es un Instituto para la promoción de la Salud de la piel, con el sello de calidad International qualityseals “ingredientstested” CosmeticAnalisys. Nuestros cosméticos y cada uno de sus ingredientes pasan por la aprobación de dicha entidad antes de salir al mercado.Nuestras Joyas Cosméticas no contienen:
 
Parabene o Parabenos: son usados como conservantes por su eficacia y su bajísimo coste. Sin embargo, varios estudios médicos, descubrieron rastros de parabenes en tumores mamarios a mediados de 2011. En muchos países, como Dinamarca están prohibidos para menores de 3 años. Y mientras, la batalla con las industrias químicas se resuelve, la Unión Europea, regula su uso y las cantidades permitidas: 0,8% para parabenes y del 0,4% para los productos que lleven varios esteres. 
 
Pero Cuidado, si sumas el número de cosméticos que utilizas con Parabenes ¿Seguro que tu cuerpo no obtiene una dosis alarmante de estos componentes? Los más usados son: methylparaben, ethylparaben, propylparaben, butylparaben, isobutylparaben, benzylparaben e isopropylparaben.
Ftalatos: compuestos químicos, con petróleo de amplia duración, principalmente empleados como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad). En cosmética se utilizan como solventes. Algunos han sido prohibidos en Europa, ya que resultados de estudios en humanos sugieren que están relacionados con problemas como descalcificación ósea, asma, infertilidad e incluso cáncer de mama. España presenta una “exposición generalizada y continuada a los ftalatos”, según el estudio de biovigilancia del Programa Europeo Democophes. 
 
Los más usados son: dietilhexiloftalato, dibutilftalato, butilbenzilftalato, diisononilftalato, diisodeciloftalato o dinoctilftalato.
 
Detergentes SLS: surfactantes para generar la tan deseada espuma y la sensación de suavidad en los geles pero como contraprestación suelen resecar la piel y el cabello, provocan reacciones alérgicas, son irritantes y pueden favorecer la pérdida del cabello. Pero lo más preocupante es la posible actividad mutante de las células. 
 
Las palabras clave para identificarlos son: Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Lauryl Sulfoacetate (SLS), Amonium Lauryl Sulfate o Disodium Laureth Sulfosuccinate. 
 
 
 
Emulsionante PEG: Derivados del petróleo. En su fabricación participan gases extremadamente tóxicos, por lo que pueden contener residuos tóxicos (dioxinas). A su vez, se usan para favorecer la penetración de otras sustancias del cosmético.
Algunas palabras clave para identificarlos son: PEG, PPG, Polyehtylene, Ceteareth, ceteth, hydroxypropyl o la terminación “ETH”. 
 
Formaldehidos: Se emplean como conservante. En los últimos años han aparecido un gran número de estudios que demuestran los peligros que esta sustancia presenta para la salud. A nivel dermatológico es un irritante con gran capacidad para producir dermatitis por contacto. En ocasiones y en exposiciones prolongadas pueden llegar a producir eczemas y úlceras profundas en la piel. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo incluye como uno de los componentes de riesgo potencial de contraer Cáncer.
 
Algunas palabras clave para identificarlos son: Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea o Polyoxymethylene Urea. (Nada tiene que ver con la urea) También puede aparecer como Aldioxa, Alcloxa, Bronidox, Bronopol, Bronosol, sustancias con el prefijo MDM, DM,DMDM, DMHF o DEMD,…

Otros Componentes Nocivos: Dietanolamina (DEA, MEA, TEA) son químicos altamente cuestionables. Diversos estudios demuestran que hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón.

Derivados de Petróleo y las Parafinas: son hidrocarburos derivados del petróleo que resultan extraordinariamente económicos y que se utiliza para crear una capa impermeable en la piel que da un aspecto de suavidad y tersura. Son paraffinum, paraffinum liquidum, petroleum. En un estudio de la Universidad de California se asegura que los gases inspirados producen Cáncer.

Derivados de Siliconas: silicone quaternium, silicone methylsilanol. Se emplean por su bajo precio y su sensación de turgencia sin aportar sensación grasa. El inconveniente es que, aunque no se ha demostrado que produzca cáncer, se les ha encontrado en grandes cantidades en los ganglios linfático y en hígado.

 Butilhidroxitolueno o BHT: Un antioxidante sintético que se ha demostrado que es capaz de modificar la acción de ciertas sustancias haciéndolas cancerígenas. Se ha constatado en experimentos con ratas que a altas dosis afecta a la reproducción y al número o desarrollo de las crías.

OxybenzonebenzophenoneMethoxydibenzoylmethane, o Dibenzoylmethane, que son filtros solares con evidencias de resultar cancerígenos, además de que pueden causar alergias en cadena a la piel

 
Si analizamos los cosméticos que utilizamos, descubriremos la paradoja de que algunos de ellos están compuestos por ingredientes que, en lugar de ser beneficiosos para nuestro cuerpo, cumpliendo el objetivo por el que los adquirimos y los usamos, pueden ser altamente perjudiciales.
 
 Muchos de esos ingredientes han creado un amplio debate, ya que diversos estudios han determinado que causan un serio maltrato para nuestra salud. Si a su vez, tomamos conciencia de que los cosméticos no se quedan en la capa más superficial de la piel, sino que se absorben pasando al interior de las células y al torrente sanguíneo, comprenderemos la importancia de analizar con cuidado la elección de nuestros cosméticos. 
 
Existen sustancias clasificadas por muchas organizaciones mundiales como: carcinógenas, irritan es, tóxicas, o prohibidas por ley en algunos países, mientras que en otros aún podemos encontrarlas en etiquetas de cosméticos, incluido en marcas de gran prestigio.

Nuestro Compromiso es la Salud de tu Piel