PVP
78,70 €
Comprar

Sobrenatural

Crema Corporal Holística Reequilibrante. 200gr.

Cosmética Natural · Libre de Parabenes

La Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural, logra sus variados y sorprendentes efectos, gracias a que su fórmula engloba más de 15 principios activos, procedentes de aceites, extractos vegetales y aromas de gran valor terapéutico en el campo emocional y mental.

A nivel físico, ingredientes como la cafeína, la centella asiática o la cola de caballo, activan la circulación, reducen el tejido graso y drenan los líquidos; limpiando a su vez, la piel de toxinas, potenciando su regeneración y revitalizando los tejidos más profundos. A nivel mental y emocional, la mirra, el sándalo o la milenrama, facilitan caminos de autoconocimiento, que nos acercan a nuestro equilibrio y propósito vital, ayudándonos a reconectar con nuestra Conciencia Mágica y Sagrada.

Algunos de los principios activos que logran esta Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural:
Desde los albores de la humanidad, en todas las civilizaciones, desde las culturas orientales, -como la védica o tibetana-, hasta las occidentales, -como la griega o romana,- en toda la geografía mundial y a lo largo de todos los tiempos, se han utilizado las propiedades sanadoras de las plantas. Para nuestros ancestros, la sanación representaba lo que hoy entendemos como concepto holístico de salud.

En Emocosmética sabemos que la belleza no puede existir sin salud, y ésta no puede darse sin un estable equilibrio emocional y espiritual; por eso, la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural es una manifestación y un compromiso con esta dimensión del cuidado personal. Actúa tanto en el plano físico, como en el plano más sutil, desbloqueando obstrucciones energéticas para que la corriente fluya armónica y pueda verse beneficiado todo nuestro organismo, obteniendo resultados visibles, a nivel externo, a las pocas semanas de uso.

Si analizamos brevemente alguno de sus componentes podemos destacar:

- Centella Asiática: Las medicinas tradicionales de Asia y África llevan utilizando esta planta con fines terapéuticos desde hace más de 3.000 años, por sus propiedades cicatrizantes, analgésicas, antimicrobianas, antifúngicas, venotónicas y regenerativas, entre otras. En China se le conoce como “hierba del tigre” por ser la planta donde se revuelcan los tigres con la finalidad de curar sus heridas, de manera sorprendentemente rápida y eficaz, tras las luchas territoriales con sus congéneres.

En 1.852, el Dr Boileau, que había contraído la lepra, notificó por primera vez, la evidencia científica del uso tradicional de esta planta contra la enfermedad, al tratar con ella su propio cuerpo y recuperarse. Este hecho desencadenó una serie de estudios científicos en Europa y Asia que culminaron muchos años después con el descubrimiento de su principio activo más importante: el asiaticósido. A partir de aquí, se fueron aislando e identificando sus distintos compuestos y acciones farmacológicas, actualmente recogidas en la monografía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indica el uso de preparados a base de centella asiática para el tratamiento de heridas, quemaduras y enfermedades ulcerosas de la piel, tipo lepra, viruela, sífilis, etc... ya que acelera el proceso de cicatrización y previene la formación de queloides y cicatrices hipertróficas.

También es una de las hierbas más importantes en el Sistema de Salud de la India de la Medicina Ayurvédica, donde no sólo se utiliza para mejorar el cuerpo físico, sino también como ayuda indispensable para alcanzar altos niveles de conciencia a lo largo de la meditación, siendo por esto una de las preferidas por los monjes de China e India.

El nombre de centella asiática significa “fuente de la juventud” en chino. Y es que existe una antigua leyenda china, que habla de un herborista que vivió más de 250 años porque consumía centella asiática todos los días. Gracias a esta planta, llegó a ser tan sabio que era capaz de curar a sus enfermos, incluso estando a más de un kilómetro de distancia, sólo con su mente. Lo curioso de esta leyenda, es que existe una foto del supuesto bicentenario, y dos felicitaciones oficiales, emitidas por el Emperador de su época que acreditarían su edad y sus hazañas, algo que refuerza la credibilidad de esta misteriosa y popular leyenda.

En nuestra Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural cumple la función indiscutible de devolver la salud, belleza y elasticidad a la piel, obteniendo óptimos resultados en este cosmético corporal tan versátil y poderoso.

- Cafeína: La cafeína es una sustancia natural de origen vegetal, que se encuentra en las hojas, las semillas y los frutos de varias especies de plantas. Utilizada durante siglos para estimular el sistema nervioso central y ayudar en la digestión, en los últimos años se ha convertido en una aliada importante para la piel. Ya que su efecto antioxidante, producido por la gran cantidad de polifenoles que posee, resulta altamente eficaz para proteger la piel contra el daño causado por el envejecimiento natural o prematuro.

Su alta potencialidad lipolítica y termogénica, la convierte también en una importante aliada contra la celulitis. Actúa sobre los nódulos de grasa de forma directa, estimulando la enzima responsable de degradar y romper la grasa corporal. Además, reactiva la circulación y elimina edemas, manteniendo nuestra piel tersa, sana y tonificada.

En el campo mental, la cafeína es considerada como un importante potenciador de la memoria, además de una gran ayuda cuando tenemos que estar activos y en estado de alta concentración. Pero su principal valor en Sobrenatural se basa en que ayuda a aliviar los efectos de la depresión, a través del aumento que produce de dopamina en el cerebro.

- Colágeno: Gracias a la hidrólisis las moléculas son miniaturizadas a un tamaño de 4.000 Da, lo que permite que estas proteínas obtengan un tamaño perfecto para ser asimiladas por el organismo y lograr que penetre profundamente, para reparar los tejidos más profundos del cuerpo. El colágeno marino hidrolizado, de Tipo I es el que favorece mejor la creación de nuevos tejidos, mimetizándose a la perfección con el colágeno humano. Al ser una proteína, 100% natural, está libre de químicos, contaminantes o reacciones de intolerancia y de manera eficaz y segura ayuda a contrarrestar el déficit que, a partir de los 20 años, todos comenzamos a sufrir en nuestro organismo.
En la fructuosa Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural logra contribuir a la reparación, no solo de las capas superficiales de la piel para mejorar el aspecto estético, sino que al penetrar profundamente contribuye a mejorar el estado de las articulaciones, ligamentos y musculatura.

- Fucus Vesiculosus: Alga marina rica en oligoelementos, vitaminas y minerales, que está presente en la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural por su capacidad de estimular la circulación sanguínea y eliminar los líquidos retenidos, con su efecto drenante. Por su elevado contenido en yodo, actúa desintoxicando, desinfectando, tonificando, hidratando y sanando la piel, lo que la hace indispensable para lograr todos los efectos reparadores de este cosmético, que pretende acercarse a ser un elixir mágico de salud, belleza y bienestar.

- Cola de caballo: Es una planta antiquísima, con millones de años de historia. Quizá por su antigüedad, tiene una singular composición química, rica en sustancias minerales que la hacen única en su especie. Efectivamente, la cola de caballo, debe su importancia a su gran contenido en sales minerales, concretamente en sílice. Este mineral está presente en poca cantidad en el cuerpo humano, pero es esencial para su supervivencia. Raramente se encuentra en otras especies del reino vegetal. El silicio es el encargado de la formación del tejido conjuntivo, y por tanto de la piel. También contiene esteroles, y activos muy saludables como los sapónidos, flavonoides y alcaloides, muchos de los cuales tienen más que comprobados efectos, tanto preventivos como curativos. Contribuye al mantenimiento del colágeno, favorece la elasticidad en los tejidos y la resistencia de los cartílagos y las articulaciones.

Una de las cualidades poco conocidas de la cola de Caballo es su poderosa capacidad para ayudar a combatir de manera rápida los herpes, hongos, eccemas y enfermedades severas de la piel. De hecho, el erudito romano Cayo Plinio el Viejo (23dC-79dC) afirmó, en los documentos de la época, que esta hierba tenía el poder de curar en una sola noche las deformidades de las mujeres, logrando que lucieran hermosas y con carnosos labios jóvenes y sabrosos, algo que posiblemente se debería a la sanación de los herpes labiales, tan comunes en la antigua roma. El mismo Plinio llegó a afirmar que esta planta era tan poderosa que sólo sosteniendo la cola de caballo en la mano era suficiente para detener la hemorragia de los heridos en el campo de batalla.

Y es quizá por toda esta literatura y fama atesorada a lo largo de la historia, que la Cola de Caballo sea una de las mejores valoradas también en el mundo de la magia, la cual la considera la planta de la feminidad sanadora, empleada en rituales para el amor, belleza, sanación, poderes psíquicos, fertilidad, abundancia, bienestar, sueños, espiritualidad y percepciones del más allá.

En definitiva, una verdadera joya indispensable en la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural.

Y así seguimos sumando a este desbordante elixir de belleza, las cualidades de otros activos, tales como:

- Ruscus: Muy eficaz como depurativo, antiinflamatorio, calmante, astringente y muy usado en problemas dérmicos, como la couperosis. Además de contener una sustancia muy interesante, que lo hace colocarse en el ranking de los principales ingredientes de Sobrenatural: el rutósido, rico en bioflavonoides (la llamada vitamina P) es esencial para la correcta absorción de la vitamina C en el cuerpo, y ayuda a mantener saludable el colágeno.
- Cardo: Con un alto contenido en minerales, vitaminas y antioxidantes. Favorece la rápida eliminación de las toxinas.

- Carnitina: Es un componente natural de nuestro organismo que colabora en la reducción de triglicéridos y colesterol. Es utilizada en la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural para estimular la regeneración y mejorar notablemente el aspecto de la piel evitando los cúmulos de grasas y toxinas.

- Guaraná: Con excelentes propiedades antioxidantes y bactericidas que estimula a su vez la circulación.

- Enebro: Indicado para todo tipo de pieles, el enebro previene la retención de líquidos y ayuda a desintoxicar los tejidos.

- Hiedra: Es una planta muy utilizada para el tratamiento de la celulitis, destacando por sus propiedades antiinflamatorias y purificantes.

Pero esto no queda aquí, a su larga lista de ingredientes, le añadimos también un rosario de notas aromáticas, que componen un perfume creado con más de una docena de esencias pertenecientes al mundo tradicional de la magia y el misticismo, para lograr así una auténtica pócima que se te antojará mágica y celestial.

Un estado mental Sobrenatural
En los orígenes de la medicina, se consideraba que el primer paso para la sanación era el proceso de desintoxicación. Si miramos la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural, vemos que la mayoría de ellos tienen propiedades diuréticas, depurativas, drenantes, antioxidantes, etc. En definitiva, eliminan toxinas y tienen un efecto purificante.

Al limpiar el organismo, estamos favoreciendo la posibilidad de eliminar bloqueos energéticos y mejorar nuestro equilibro; el cuerpo despierta sus sentidos y está más receptivo.

Son varios los aceites esenciales que la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural utiliza con esta finalidad entre los que podemos destacar:

- Aceite esencial de Mirra: Es el aceite o aroma más mencionado en la Biblia. Además de ser el primero y el último que se nombra, dando así testimonio de la importancia que este aceite tenía en la antigüedad. A nivel físico, fortalece el sistema inmunitario y es antiséptico, combate las arrugas y es cicatrizante. A nivel emocional, alivia el dolor y la tristeza.

A nivel psíquico, tiene un efecto calmante, provocando tranquilidad profunda en la mente y conectando con la quietud interna. Fortalece el vínculo entre lo físico y lo espiritual, conduce hacia el mundo terrenal nuestra auténtica esencia, nos ayuda a ser más conscientes de nosotros mismos y de la naturaleza holística de nuestro ser.

- Aceite esencial de Sándalo: Es un aceite excelente para la meditación, muy valorado en la medicina ayurvédica y en la Medicina Tradicional China. Ayuda a equilibrar todos nuestros planos (físico, emocional, psíquico y espiritual)

- Aceite esencial de Menta: Su gran valor en aromaterapia se debe a que ayuda a utilizar, de forma equilibrada, la razón y las emociones, a la vez que aumenta la conciencia y la clarividencia.

- Aceite de Milenrama: También recibe el nombre de Aquilea, ya que según cuenta la leyenda, Aquiles curó a su amigo Télefo las heridas de guerra con esta planta.En la China Antigua, representaba la unidad armoniosa del ying y el yang y era utilizada para consultar el oráculo, ya que además desarrolla las fuerzas intuitivas. Y, por si fuera poco, dice la tradición sagrada que la Milenrama logra ahuyentar a los malos espíritus y el mal de ojo, logrando mantener alejado a los enemigos.

Todos y cada uno de estos componentes son necesarios y están pensados para el cuidado integral de nuestro cuerpo, por eso la Crema Corporal Holística Reequilibrante Sobrenatural los reúne a todos, en esta composición única y exclusiva, mágica y sutil, que te trasladará a un plano desconocido hasta el momento, dentro del mundo del cuidado cosmético de tu cuerpo.

 

Toma una pequeña cantidad del producto y aplícalo sobre el cuerpo limpio y seco, realizando un masaje en profundidad, con movimientos circulares ascendentes. Recomendado una o dos veces al día, aplícalo a todo el cuerpo, incluidos brazos y cuello. Recomendado para todo tipo de pieles.

 

Glicerina, aceite esencial de sándalo, aceite de mirra, colágeno, carnitina, cafenína, extracto de hojas de cardo, extracto de milenrama, extracto de fruto de enebro, extracto de alga de fucus, extracto de centella asiática, extracto de cola de caballo, extracto de hiedra común, extracto de raíz de ruscus, extracto de semilla de castaño de indias, guaraná, azuleno, vitamina E, fitoescualeno, betasitosterol y gluconolactona.

El 86,5% de los ingredientes son de origen natural.