PVP
42,40 €
Comprar

Ácido Hialurónico Tiempos de Evolución

Concentrado de Ácido Hialurónico. 20ml

Cosmética Orgánica Natural · Libre de Parabenes

Solución concentrada de ácido hialurónico con diversos pesos moleculares, creada para obtener resultados óptimos y claramente visibles en los tratamientos antiarrugas, hidratantes, regeneradores y protectores de la piel.

Gracias a las moléculas de ácido hialurónico con pesos moleculares distintos, Tiempos de Evolución logra con las moléculas de menor peso, penetrar en las capas más profundas para redensificar, hidratar y rellenar las imperfecciones desde el interior; y con las de mayor peso molecular, logra que las células superficiales de la piel se mantengan hidratadas, protegiéndolas de agresiones externas, evitando que se debiliten o queden expuestas a posibles daños ajenos a ella.

Con este concentrado de alta calidad y sofisticada formulación, obtenemos resultados rápidos, duraderos y eficientes en nuestros tratamientos de belleza y recuperación de la piel.

En los humanos, el ácido hialurónico se encuentra principalmente en la piel, articulaciones y cartílagos. Su peculiaridad estriba en que el ácido hialurónico se va destruyendo conforme van avanzando los años, por lo que se calcula que cuando llegamos a los 50 años tan solo nos queda la mitad de este tesoro con efecto tensor y constitutivo en nuestro cuerpo. Es por ello necesaria la reposición de este componente de la piel si queremos que esta siga luciendo sana y lozana como cuando aún conservaba todo el ácido hialurónico en su estructura.

Muchas son las propiedades que se le atribuyen a este largo polisacárido desde que fue descubierto por Karl Meyer en los años 30, como, por ejemplo:

Hidratación. Una de sus funciones principales reside en la retención de agua, gracias a que puede inmovilizarla. De esta forma, las células consiguen mantener su eficacia y elasticidad.

Debido a su capacidad para retener el agua, hasta mil veces su peso, el ácido hialurónico es capaz de reconstruir las fibras que sostienen los tejidos de la piel, favoreciendo la producción de colágeno y elastina naturales.

Antiedad/Antienvejecimiento. El ácido hialurónico participa activamente en dos procesos vitales de una célula: la división y la proliferación.

La renovación celular es un suceso esencial en el envejecimiento. Como el hialuronato tiene capacidad para promover esta renovación, desempeña un papel importante en esta función. La regeneración de la piel va acompañada de dicha proliferación celular.

Función protectora y sanadora: La molécula del hialuronato de sodio contribuye en la eliminación de radicales libres, mejorando el estado de la piel y protegiéndola frente a los rayos ultravioletas del sol. Así también ayuda a mantener el material genético (ADN y ARN) protegido de las mutaciones causadas por estas radiaciones.

Como curiosidad es interesante saber que existe un animal llamado “ratopín rasurado” originario de África, que contiene grandes cantidades de ácido hialurónico en su cuerpo. Resultando ser el único en el mundo que es inmune al cáncer. Actualmente se está investigando más acerca de esta posible relación entre inmunidad y grandes concentraciones de ácido hialurónico. Además, el ácido hialurónico podría ayudar a combatir las resistencias creadas a ciertos medicamentos usados en quimioterapia.

Uno de los estudios más importantes fue publicado por la prestigiosa revista Nature en junio del 2013, año en el que el “ratopín rasurado” fue galardonado como animal del año por la revista Science por su contribución a los adelantos para combatir el cáncer.

Aplica el Concentrado de Ácido Hialurónico Tiempos de Evolución una o dos veces al día, sobre la piel limpia y seca, realizando un suave masaje circular, hasta su total absorción, sobre toda la superficie facial, cuello y escote o como base antes del maquillaje. También está indicado para el contorno ocular o labial y para la recuperación de los párpados y labios. 

Acido Hialurónico