PVP
52,76 €
Sin stock

Contorno Caricias de Hebe

Contorno de Ojos Regenerante. 30ml

Cosmética Orgánica Natural · Libre de Parabenes

El suero de tratamiento regenerante, no graso, Caricias de Hebe ha sido formulado para que sus principios activos puedan penetrar en la delicada piel del contorno de ojos y dar así una apariencia más tersa y joven a la mirada. Sus cuidados ingredientes favorecen la rehidratación de la piel, ayudando a reducir la apariencia de los ojos cansados a la vez que nos equilibra física y emocionalmente, logrando notables beneficios que podremos apreciar a las pocas semanas de uso.

Este suero resulta ampliamente versátil ofreciendo una eficaz función reparadora de la epidermis, promoviendo la distensión de las arrugas, combatiendo el envejecimiento causante de manchas, ojeras, bolsas o falta de firmeza en la piel, favoreciendo el drenaje del contorno ocular, reduciendo los signos de fatiga, retardando la aparición de arrugas y nutriendo en profundidad esta sensible zona del rostro, a la vez que mitiga las molestias de la piel reduciendo por tanto el picor, enrojecimiento o quemazón.

Unidos a estos beneficios físicos, el Contorno de Ojos Regenerante Caricias de Hebe logra estimular esa fortaleza psicológica que nos hace capaz de afrontar la vida sin los desequilibrios emocionales que a veces nos incapacitan para seguir adelante y ser felices, porque gracias a la influencia de sus componentes pertenecientes a terapias complementarias, como:  fitoterapia,  flores de Bach,  aromaterapia y conocimientos ancestrales, Caricias de Hebe contribuye a que podamos vivir en un estado de mayor armonía. Indudablemente no podemos tener toda nuestra vida bajo control porque hay infinidad de acontecimientos que se nos escapan, pero eso no quiere decir que no tengamos posibilidades de tomar las riendas de nuestras emociones, decisiones y en definitiva de nuestra satisfacción personal.

El Contorno de Ojos Regenerante Caricias de Hebe por tanto es un tratamiento de rejuvenecimiento periocular avanzado, con principios activos orientados a lograr un equilibrio físico y emocional integral, cuyo uso continuado logra que estos resultados sean más prolongados en el tiempo. 

Aplica sobre la piel limpia y seca, mediante ligeros toques para facilitar su penetración. Úsalo como tratamiento de noche a partir de los 25 años y como tratamiento de día y noche a partir de los 40 años.

Dependiendo de cuál sea tu problema particular, así será más adecuado aplicar el Contorno de Ojos Regenerante Caricias de Hebe. Por ejemplo, si quieres actuar sobre las patas de gallo o las arruguitas del contorno de ojos o labios, trabájalas una a una haciendo pequeños círculos, o realizando suaves toques sobre ella para impregnarla de crema. No hace falta mover mucho la piel, pero sí que el producto penetre hasta el interior del pliegue de la arruga.

Si tu problema son las ojeras o bolsas, Caricias de Hebe contiene activos descongestionantes que te ayudarán notablemente con este problema. En este caso, los movimientos han de ser como de tecleo, de fuera hacia dentro, y no en otra dirección, centrándonos en ayudar a drenar esta zona para favorecer la eliminación de toxinas y evitar la retención de líquido.

Recuerda hacer este movimiento justo en el límite de la bolsa y no sobre ella directamente, ya que si trabajamos sobre la hinchazón podríamos inflamar aun más la zona en lugar de contribuir a drenarla.

Por el contrario, si te preocupa la flacidez o tu contorno ocular no se presenta inflamado, lo correcto es aplicarlo realizando suaves presiones, sin alisar ni mover la piel, dando pequeños toques rítmicos haciendo el movimiento, en esta ocasión en sentido contrario, del lagrimal a la sien.

Directamente en el parpado superior no aplicaremos diariamente ningún cosmético, solo si aparece muy deshidratado, suministraremos el contorno de ojos cada dos semanas. Nunca diariamente, ya que si lo saturamos en exceso de nutrición e hidratación, a la larga lo que lograremos es un efecto contrario al deseado y haremos que caiga perdiendo firmeza. Por ello, la zona adyacente al ojo la trabajaremos a la altura de las cejas y no concretamente sobre el parpado.

 

Extracto de hoja de aloe vera, glicerina, agua de flor de naranjo amargo, ácido hialurónico, extracto de hinojo marino, extracto de flor de camomila, extracto de flor de caléndula, extracto de pepita de uva, extracto de açaí, aceite de semilla de camelia, aceite de hierba de menta, extracto de cola de caballo, cera de candelilla, jojoba, salvado de arroz, ácido fítico, ácido cítrico, azuleno.

El 97,8% de los Ingredientes son de origen natural procedentes de agricultura biológica.