PVP
22,35 €
Comprar

Bálsamo Corporal Soplos de Lázaro

Bálsamo Corporal Calmante y Renovador. 120ml

Cosmética orgánica Natural · Libre de parabenes

El Bálsamo Corporal Calmante y Renovador Soplos de Lázaro es un tratamiento regenerativo formulado especialmente para rehidratar y refrescar la piel inmediatamente después de la exposición solar. También, muy indicado tras los tratamientos corporales con aparatología laser o de luz pulsada, ya que ayudará a calmar la piel, asegurándonos que se reconforta rápidamente, consiguiendo que desaparezca cualquier tipo de enrojecimiento o pequeña molestia que se pueda originar durante la sesión.

Su fórmula, rica en activos balsámicos, logra reparar, nutrir y suavizar la epidermis para favorecer una rápida y profunda regeneración celular.  

Soplos de Lázaro posee una excelente fórmula antiedad, que ayuda a mantener la piel joven, con una exclusiva combinación de activos, pensados para prevenir los signos del envejecimiento cutáneo. Gracias a este cóctel de ingredientes -con poderosa acción anti radicales libres-  aportamos elasticidad y luminosidad a una piel que lucirá hermosa y saludable, durante todo el año, prolongando el bronceado y unificando su tono.

Gracias a la Psicobiología y la Neurobiología del comportamiento, hemos podido conocer mejor la fisiología del cerebro humano y entender dónde, cómo y por qué actúan las esencias florales, así como sus efectos en nuestra Inteligencia Emocional. Y es gracias a este conocimiento que el Bálsamo Corporal Calmante y Renovador Soplos de Lázaro, por la sinergia de sus componentes,aporta además una profunda sensación de calma y equilibrio personal, que favorece la regeneración y elimina crispaciones, para dar paso a un estado placentero y saludable en el que el sistema inmune se encuentra armónico y estable.

Aplícalo homogéneamente sobre toda la superficie del cuerpo, tras la exposición solar, como un after sun, o tras recibir cualquier tratamiento con aparatología estética que requiera una rápida regeneración cutánea. La textura gelatinosa inicial es debida a la naturalidad del producto y desaparece por completo pasados unos segundos, dando paso a una piel sedosa y aterciopelada.

Puedes usarlo varias veces al día, siempre que tu piel necesite ser refrescada, calmada, nutrida, y regenerad. Para ello, extiéndelo con suaves movimientos circulares que favorezcan su completa absorción.

Aloe Vera, Centella Asiática, Rosa de Provenza, Glicerina Natural, Melón Dulce, Caléndula, Camomila, Clorofilina y Ácido Cítrico.